top of page
Buscar
  • Foto del escritorJFC

HÉLÈNE ROOS: "La Extracción Directa de Litio está en fase de desarrollo"

La diplomática destaca el anhelo francés y europeo de asegurar el abastecimiento de recursos estratégicos, como el litio, para enfrentar la transición energética de manera autónoma. Sostiene que la EDL es una técnica de gran avance tecnológico pero aún en desarrollo…


"Francia tiene gran capacidad en el área de investigación e innovación de toda la cadena de valor del litio gracias a instituciones reconocidas internacionalmente.”

Por Vesna Marinkovic U./ENERGIA BOLIVIA/21ABRIL2023



1. Francia explotará una de las minas de litio más grandes de Europa, y se habla de 34 mil toneladas/año ¿podemos ampliar esta información por favor?

Sí, en octubre de 2022, la empresa francesa Imerys, líder mundial especialista en minerales para la industria, anunció el lanzamiento de un gran proyecto de extracción de litio denominado “Emili” en el este de Francia. A diferencia de la extracción de litio en Bolivia, Argentina o Chile, que se obtiene recogiendo los minerales que se encuentran en las salmueras, este proyecto es extraer el litio de minerales de roca, como en Australia o China. El objetivo es producir unas 34 000 toneladas anuales de hidróxido de litio a partir de 2028, durante un periodo de al menos 25 años.

Este proyecto responde al anhelo francés y europeo de asegurar nuestro abastecimiento de recursos estratégicos para hacer frente a los retos de la transición energética del mañana. Permitirá abastecer el mercado europeo de baterías de iones de litio y contempla equipar unos 700.000 vehículos eléctricos al año. Este proyecto garantizará a Francia el desarrollo de su soberanía económica en un sector clave en el que se prevé que la demanda siga creciendo con fuerza en los próximos años. Forma también parte del Plan Francia 2030, una estrategia industrial apoyada por el Gobierno que establece en Francia toda la cadena de valor de las baterías, desde los materiales básicos hasta el reciclaje.


2. Reportes de prensa señalan que la explotación de este yacimiento, por parte de la empresa Imerys, permitirá a Europa producir de manera autónoma baterías de litio y eliminar su dependencia de China en esta materia, ¿qué nos pueden decir al respecto?

Los fabricantes europeos de automóviles y baterías dependen actualmente en gran medida de las importaciones de terceros países. Por ello, la Comisión Europea publicó el mes pasado una propuesta de normativa, llamada el Critical Raw Material Act (CRM Act). El texto incluye un amplio conjunto de acciones orientadas a reducir la dependencia europea de terceros países en cuanto a materias primas críticas para sus sectores estratégicos, buscando reforzar las cadenas de valor e instaurando al mismo tiempo mecanismos de coordinación entre los Estados miembros para garantizar los suministros.


Dado que se prevé que la demanda de baterías se multiplique por 14 de aquí a 2030, las necesidades de la UE no podrán ser satisfechas con una producción basada únicamente en suelo europeo. Otros países ricos en litio tienen interés en participar en la diversificación de los suministros de Europa, así como en la creación de una cadena de valor integral. Aunque el CRM Act exige que un mínimo del 10% de la extracción de un metal crítico tenga lugar en Europa, estipula que ningún tercer país puede suministrar más del 65% del consumo anual de un metal. Además, como parte de su plan climático que pretende ser neutro en carbono para 2050, y a raíz de una iniciativa de Francia durante su presidencia, la Unión Europea ha anunciado el fin de los coches con motor de combustión en 2035.


Por otra parte, la Comisión Europea ha puesto en marcha una estrategia denominada “Global Gateway” desde 2021, con un presupuesto de 300.000 millones de euros, para apoyar la financiación de infraestructuras principalmente en los países recientemente industrializados y los en vías de desarrollo. Esta estrategia tiene como objetivo reforzar la resiliencia de las cadenas de suministro europeas y diversificar nuestro comercio en varios ámbitos clave como el digital, la energía o el transporte.


3. Cuál será la tecnología que les permitirá extraer la materia prima para la producción de baterías de litio y cuál el nivel de inversión?

La tecnología utilizada para este proyecto de extracción en Francia no es nueva, más bien es muy similar a las técnicas empleadas en otras minas de litio en roca, como en Australia. Una vez extraído el mineral, el mineral que contiene el litio, llamado “mica” se aísla y se separa de los demás componentes. Por último, el litio se extrae de la mica litinífera para producir hidróxido de litio en forma de polvo. El hidróxido resultante puede comercializarse en la industria de baterías para vehículos eléctricos.


Según sus estimaciones, el proyecto del grupo Imerys requerirá una inversión aproximada de 1.000 millones de euros. Se espera que el coste de producción del litio en Francia sea a un nivel competitivo, sobre todo en el mercado europeo, garantizando así un rendimiento de la inversión.


4. En Europa Serbia, ha tenido que abandonar el proyecto de Río Tinto que debía explotar el mayor yacimiento de litio en Europa, debido a presiones medioambientales, ¿bajo qué medidas de seguridad medioambiental funcionará la explotación de litio en Francia?

Existen certificaciones internacionales en materia de explotación minera responsable a las cuales las empresas pueden suscribirse. En ese sentido, científicos del Bureau de Recherches Géologiques et Minières (BRGM), Oficina de investigaciones Geológicas y Mineras, han desarrollado un método geoquímico que establece la “huella dactilar” del litio presente en las baterías para rastrearlo y determinar su origen. Con el tiempo, esto debería ofrecer garantías para una extracción más sostenible desde el punto de vista social y medioambiental.


En general, las futuras inversiones en Francia para la transición energética deberán ajustarse a la Estrategia Nacional de Reducción de Emisiones de Carbono (SNBC), hoja de ruta nacional para reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar la neutralidad en carbono de aquí a 2050. Para minimizar las emisiones de CO2 vinculadas a la extracción de materias primas y la fabricación de baterías, los fabricantes franceses pueden apoyarse en un mix eléctrico nacional bajo en emisión de carbono y aplicar soluciones logísticas de transporte innovadoras.


“Dado que se prevé que la demanda de baterías se multiplique por 14 de aquí a 2030, las necesidades de la UE no podrán ser satisfechas con una producción basada únicamente en suelo europeo”



5. Considera que la explotación del litio es, generalmente, muy polémica sobre todo por cuestiones vinculadas al consumo de agua?

Es evidente que, en el caso de la extracción de litio, la cuestión del consumo de agua debe estudiarse detenidamente. Sin embargo, las empresas francesas operan de acuerdo a normas medioambientales, sociales y de gobernanza que tratan de mitigar los efectos de las actividades mineras sobre el medio ambiente.


Debido al cambio climático, el ciclo del agua en Francia ha sufrido cambios significativos que afectan a muchos sectores como la agricultura, la energía, el turismo o la industria. El presidente Emmanuel Macron anunció recientemente la puesta en marcha de un “plan de sobriedad del agua” con más de 50 medidas. Este plan planifica la futura gestión del agua con el objetivo principal de lograr un ahorro de agua del 10 % en todos los sectores de aquí a 2030.


Entre las principales líneas de acción este plan, podemos destacar la voluntad de ir hacia una mayor sobriedad en los sectores que consumen mucha agua, la reutilización de las aguas residuales, la transformación del sector agrario y la introducción de una tarifación progresiva para fomentar la reducción del consumo de agua.


6. Tienen alguna lectura sobre la tecnología Extracción Directa del Litio (EDL) que el consorcio chino utilizará en la extracción de carbonato de litio en Bolivia?

En el caso de la extracción de litio en las salmueras, la técnica de extracción directa (EDL) supone un gran avance tecnológico que maximiza los rendimientos y tiene una huella de carbono mucho menor que otras técnicas tradicionales. Aunque esta técnica está aún en fase de desarrollo, representa una vía muy interesante.


"Francia es uno de los países más avanzados en esta tecnología. Varias empresas francesas han desarrollado sus propias técnicas de extracción directa y algunas ya operan en la región en salares de Argentina y Chile. Las empresas francesas siguen muy interesadas en participar en el proyecto boliviano de extracción e industrialización del litio boliviano, en la medida que ellas perciban un interés por parte de los bolivianos."


Francia tiene gran capacidad en el área de investigación e innovación de toda la cadena de valor del litio gracias a instituciones reconocidas internacionalmente. Pienso, en particular, en el Comisariado de Energía Atómica especializado en la transición energética (CEA-Liten) y en el BRGM, mencionado anteriormente. Estas dos organizaciones son testimonio de la cooperación entre Francia y Bolivia en materia de minerales, una historia franco-boliviana que comenzó en los años 70, cuando el ORSTOM (hoy Instituto de Investigación y Desarrollo, IRD) participó del estudio para la cuantificación de las reservas del salar de Uyuni.


Helene Roos: Embajadora de Francia en Bolivia, especializada en estudios eslavos, con una importante carrera profesional en el Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores. Consejera de Cooperación y Acción cultural, Directora del Instituto Francés en Bucarest (Rumania), nombrada y titularizada en el Cuerpo de Consejeros de Asuntos Extranjeros, Ministra Consejera en Bratislava (Eslovaquia) y, entre otros cargos importantes, fue Agregada cultural, y luego Consulesa adjunta en Hong Kong así como Agregada de Cooperación en Moscú (Rusia). Habla español, inglés, rumano y ruso.



14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page